Aerotérmia

 

La aerotérmia permite el aprovechamiento de la energía gratuita que se encuentra en el aire exterior para obtener calefacción, refrigeración y ACS con un bajo consumo, ya que la mayor parte de la energía no se produce sino que se recupera del ambiente.

La bomba de calor aire-agua recupera del ambiente de forma gratuita gran parte de la energía necesaria para cubrir las necesidades térmicas. Mediante la acción del compresor, la bomba de calor aire-agua logra complementar de forma eficiente la energía necesaria para calentar en invierno, refrigerarlo en verano y producir agua caliente sanitaria (ACS) y también se puede emplear para la climatización de piscinas, consiguiendo prolongar la utilización de la piscina durante más tiempo al año.

Dado que la mayor parte de la energía no se produce, sino que se traslada desde el ambiente al interior, el uso de un sistema con bomba de calor aire-agua permite ahorros muy elevados respecto de sistemas energéticos que tienen como fuente de energía combustibles fósiles.